La tienda del encuentro, según el Libro del Éxodo

El libro del Éxodo contiene las instrucciones que el Señor dio a Moisés sobre la construcción del primer santuario de Israel. Es un santuario móvil que debía acompañar al pueblo durante los cuarenta años de su éxodo en el desierto. La descripción de esta Carpa del Encuentro es extremadamente precisa, tanto que se ha hecho una reconstrucción. Esta reconstrucción se encuentra en Timna, Israel. Te invito a realizar una visita virtual al santuario de Timna a través de un breve vídeo realizado allí el pasado verano.

La tienda del encuentro es un santuario, es decir, el lugar donde la gente viene a encontrarse con Dios y viceversa. Es un espacio sagrado, algunas de cuyas salas pueden estar abiertas a todos, mientras que otras están reservadas a los ministros del culto. La gente viene aquí sobre todo para ofrecer sacrificios a la divinidad, holocaustos, oblación de harina y pan, incienso... El santuario contiene un mobiliario muy especial, así como objetos o decoraciones que expresan un simbolismo muy específico. Todo esto es la expresión de las convicciones religiosas del pueblo de Israel.


Sobre todo, la particularidad de este santuario en comparación con los templos es que es un santuario móvil. Está hecho de una tienda de campaña y no de piedras. La idea de un santuario móvil es muy interesante y original. ¿De dónde viene este concepto de santuario? La idea nació, sin duda, cuando parte del pueblo de Israel se exilió a Babilonia en el siglo VI a.C. Cuando un pueblo (en este caso los babilonios) aplastaba e invadía a otro pueblo (Israel), significaba que los dioses de los vencedores son superiores a los de los vencidos. Por lo tanto, los vencidos se sometían a los dioses de los vencedores. Esto era un gran problema teológico para los israelitas exiliados que creían que eran el pueblo elegido por YHWH, su Dios, y que YHWH era el único Dios verdadero. Era inimaginable que su Dios, YHWH, pudiera haberlos abandonado. Era inimaginable que se convirtieran a los ídolos babilónicos.


Así que los israelitas comenzaron a reflexionar sobre el significado de la desgracia que les había ocurrido. No, YHWH no los había abandonado, sino que había permitido su exilio, para exponer su pecado y hacer que se convirtieran. Por lo tanto, YHWH no era más débil que los dioses babilónicos, sino que, por el contrario, YHWH utilizó a los babilónicos para devolver a su pueblo al camino correcto. El exilio se entiende como un castigo por los pecados de Israel, un castigo querido por YHWH.


Además, YHWH no abandonó a su pueblo en Babilonia, sino que lo acompañó a Babilonia, de ahí la idea del santuario móvil. YHWH no es un Dios ligado a la tierra, sino que se desplaza con su pueblo a cualquier tierra. Una idea similar se encuentra al principio del libro de Ezequiel, con el trono de YHWH elevándose a los cielos y trasladándose de Jerusalén a Babilonia para acompañar a su pueblo exiliado. En el libro del Éxodo, el viaje de 40 años en el desierto corresponde al viaje de regreso del exilio. Se trata de volver a la tierra prometida, a Israel. YHWH acompaña a su pueblo en el desierto. Como ellos, tiene su tienda y se sienta en medio del campamento de los israelitas.


La narración del Éxodo sería, por tanto, más una retroproyección al pasado de lo que reflexionaban los exiliados del siglo VI a.C. que una descripción exacta de los hechos que habrían ocurrido en la época premonárquica, en tiempos de Moisés.


El santuario descrito en el libro del Éxodo


La orden de construir el santuario (Ex 25:1-2, 8-9)


01 El Señor habló a Moisés. Dijo: 02 "Di a los hijos de Israel que 08 harán un santuario para mí, y yo habitaré en medio de ellos. 09 Te mostraré el modelo del tabernáculo y el modelo de todos sus objetos; los reproducirás exactamente.


El altar de los holocaustos (Ex 27:1-5)


01 "Entonces harás el altar de madera de acacia. El altar tendrá cinco codos de largo y cinco de ancho, de modo que su base sea cuadrada, y tres codos de alto. 02 Harás cuernos en las cuatro esquinas del altar, y sus cuernos serán uno con él. Lo harás de bronce. 03 Harás las vasijas para las cenizas gordas, y las palas, y los tazones para rociar, y los tenedores, y los incensarios; todo esto lo harás de bronce. 04 Harás para él una rejilla de bronce, como una red, con cuatro anillos de bronce en los cuatro extremos. 05 La pondrás debajo del borde del altar en la parte inferior; la rejilla estará a la mitad del altar.

A. Tienda del Santuario B. Mar de bronce C. Altar de los holocaustos.

Representación en Timna. Foto: E. Pastore


La tienda (Ex 26)


01 "Harás diez cortinas para el tabernáculo de lino torcido, púrpura, rojo y carmesí brillante (...). 02 Cada colgadura tendrá veintiocho codos de largo y cuatro de ancho. Todas las colgaduras tendrán las mismas dimensiones. 03 Cinco colgaduras estarán unidas entre sí, y las otras cinco estarán unidas. 15 "Luego harás para la Morada armazones de madera de acacia, de pie. 16 Tendrán diez codos de largo y codo y medio de ancho. 18 Dispondrás las cuadernas para el tabernáculo de la siguiente manera: veinte hacia el Néguev, hacia el sur. 20 Para el segundo lado del tabernáculo dispondrás veinte cuadernas hacia el norte. 22 Y para la parte posterior del tabernáculo, hacia el oeste, harás seis cuadernas. 23 También harás dos cuadernas para los contrafuertes del tabernáculo en la parte posterior.

El propio Santuario. Reconstrucción en Timna. Foto: E. Pastore


La cortina con los querubines (Ex 26:31-33)


31 "Luego harás una cortina de púrpura, de púrpura roja, de carmesí brillante y de lino torcido; será obra de un artista; sobre ella se bordarán querubines. 32 La sujetarás a cuatro columnas de madera de acacia, las cubrirás con ganchos de oro y las pondrás sobre cuatro bases de plata. 33 Fijarás la cortina debajo de los corchetes, y allí, detrás de la cortina, pondrás el arca del testimonio. La cortina marcará para ti la separación entre el Santuario y el Lugar Santísimo.

La cortina con querubines. Reconstrucción en Timna. Foto: E. Pastore


El arca y su cubierta (Ex 25:10-22)


10 "Harán un arca de madera de acacia de dos codos y medio de largo, uno y medio de ancho y uno y medio de alto. 11 La recubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y le pondrás una moldura de oro alrededor. 12 Fundirás cuatro anillos de oro y los sujetarás a las cuatro patas del arca: dos anillos a un lado y dos anillos al otro. 13 Harás varas de madera de acacia, y chapadas en oro 14 las pondrás en las anillas de los lados del arca para poder transportarla. 15 Las varas permanecerán en los anillos del arca; no se sacarán. 16 Pondrás el testimonio que te daré en el arca. 17 Luego harás una tapa de oro puro, el propiciatorio, de dos codos y medio de largo y un codo y medio de ancho. 18 Luego harás dos querubines de oro para ponerlos en los dos extremos del propiciatorio. 19 Haz un querubín en un extremo y el otro querubín en el otro extremo; así harás los querubines en los dos extremos del propiciatorio. 20 Los querubines tendrán sus alas extendidas hacia arriba y protegerán el propiciatorio con sus alas. Se pondrán frente a frente, mirando hacia el propiciatorio. 21 Colocarás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré. 22 Allí te dejaré encontrarme; hablaré contigo desde lo alto del propiciatorio, entre los dos querubines del arca del Testimonio; allí te daré mis órdenes para los hijos de Israel.

El arca. Reconstrucción en Timna. Foto: E. Pastore


La mesa del pan (Ex 25:23-30)


23 "Luego harás una mesa de madera de acacia, de dos codos de largo, un codo de ancho y un codo y medio de alto. 24 La recubrirás de oro puro y la rodearás con una moldura de oro. 25 Harás separadores del ancho de una mano, y les pondrás una moldura de oro alrededor. 26 Harás cuatro anillos de oro y los pondrás en las cuatro esquinas de las cuatro patas. 27 Estos anillos estarán cerca de los separadores, para sujetar las varas de la mesa. 28 Harás varas de madera de acacia y las recubrirás de oro; servirán para sostener la mesa. 29 Harás platos, copas, aguamaniles y vasos para la libación. Los harás de oro puro. 30 Y en la mesa pondrás delante de mí el pan para siempre.

La mesa del pan. Reconstrucción en Timna. Foto: E. Pastore


El candelabro de oro de siete brazos (Ex 25:31-40)


31 "Entonces harás un candelabro de oro puro. El candelabro será forjado: la base, el tallo, las copas, los capullos y las flores serán uno con él. 32 Seis ramas sobresaldrán a sus lados: tres a un lado y tres al otro. 33 En un brazo habrá tres copas en forma de almendra con capullos y flores, y en otro brazo tres copas en forma de almendra con capullos y flores; así saldrán los seis brazos del candelabro. 34 El candelabro mismo tendrá cuatro copas en forma de almendra con capullos y flores: 35 un capullo debajo de las dos primeras ramas que salen del candelabro, un capullo debajo de las dos siguientes y un capullo debajo de las dos últimas; así para las seis ramas que salen del candelabro. 36 Los pomos y los brazos serán uno con el candelabro, que será forjado en una sola pieza de oro puro. 37 Luego harás siete lámparas para él. Las lámparas se encenderán de manera que iluminen el espacio que se encuentra frente a ellas. 38 Sus pinzas y portalámparas serán de oro puro. 39 Necesitarás un lingote de oro puro para el candelabro y todos sus accesorios. 40 Mira y hazlo según el modelo que se te mostró en la montaña.


Las vestimentas del sumo sacerdote (Ex 28)


02 Harás vestiduras sagradas para Aarón, tu hermano, para gloria y majestad. 04 Estas son las vestiduras que harán: un pectoral, un efod, una túnica, un turbante y un fajín. Harán las vestiduras sagradas para Aarón, tu hermano, y para sus hijos, para que me sirva como sacerdote.


09 Luego tomarás dos piedras de cornalina y grabarás en ellas los nombres de los hijos de Israel: 10 seis en la primera piedra, seis en la segunda, según su orden de nacimiento. 12 Pondrás las dos piedras en las correas del efod. Estas piedras serán un recuerdo para los hijos de Israel. Aarón llevará sus nombres sobre sus dos hombros como recuerdo ante el Señor.

Las dos piedras de los hombros y el pectoral con las doce piedras Reconstrucción en Timna. Foto: E. Pastore


15 Entonces harás la coraza del juicio. Será una obra de artista. Lo harás como el efod, de oro, púrpura, rojo púrpura, carmesí brillante y lino torcido. 16 Será cuadrado. Se duplicará. Tendrá una longitud de un palmo. 17 Lo decorarás con cuatro hileras de piedras: la primera con sardio, topacio y esmeralda; 18 la segunda con carbunclo, zafiro y jaspe; 19 la tercera, de berilo, ágata y amatista; 20 y la cuarta, de crisolito, cornalina y ónice. Estarán engastadas en oro. 21 Las piedras serán para los nombres de los hijos de Israel; como sus nombres, serán doce, grabadas como un sello; cada una llevará el nombre de una de las doce tribus. 30 Pondrás el Urim y el Tummim en el pectoral del juicio. Estarán en el corazón de Aarón cuando se presente ante el Señor.


33 Harás granadas de color púrpura, rojo y carmesí brillante a los lados del manto, alternando con campanas de oro alrededor: 34 campanas de oro y granadas, campanas de oro y granadas, a los lados del manto. 35 Aarón llevará este manto cuando oficie. El sonido de las campanas se oirá cuando entre en el santuario ante el Señor, o cuando salga.


36 Luego harás un remate de oro puro. Grabarás en él, como en un sello, la inscripción "Consagrado al Señor".


39 Finalmente, bordarás una túnica de lino, harás un turbante de lino y un cinturón. Este será el trabajo de un bordador. 40 Para los hijos de Aarón harás túnicas, fajas y tiaras, para gloria y majestad. 41 Los pondrás sobre tu hermano Aarón y sus hijos, y los ungirás, los investirás y los consagrarás, y serán sacerdotes para mí.


Para seguir explorando la temática del Templo, visita la página principal, hacien clic aquí.

Emanuelle Pastore

Faites un don.png