Presentación

¿Por qué el sitio via Egeria?

La Biblia, con sus relatos, sus lenguas, sus géneros literarios, los personajes que la habitan, sus milagros y su violencia, nos presenta el lento descubrimiento de un Dios que se revela poco a poco en la historia de los hombres. Esta Revelación también sucedió en una tierra que todavía se puede descubrir y visitar hoy.

Esta página no tiene otro fin que ofrecer un viaje virtual a través de esta Tierra Santa y a través de las Sagradas Escrituras. La Biblia es el testigo de la historia que Dios hace con los hombres. Y esta historia tuvo lugar en una tierra. Nuestra religión es una religión de la  e n c a r n a c i ó n.

 

Antes que nosotros, muchos peregrinos han escuchado el llamado a viajar a Tierra Santa con la Biblia en mano. Entre ellos, hubo Egeria, una exploradora del siglo IV. Su fe y su atrevimiento realmente me han inspirado mucho. Para conocer más sobre su historia, puedes leer este post.

¿Por qué este logotipo?

La flor de doce pétalos sirve como logotipo del sitio. Se presenta como la síntesis de una lectura de la Sagrada Escritura que es creyente y que sustenta las reflexiones presentadas en este sitio. 

Umbral de puerta, palacio de Asurbanipal
Umbral de puerta, palacio de Asurbanipal

Nínive, hacia 645 a.C. Museo del Louvre, París Foto: E. Pastore

press to zoom
Mosáico del Herodión
Mosáico del Herodión

Siglo 1 Museo de Israel, Jerusalén Foto: Bible Places

press to zoom
Detalle de la sinagoga de Cafarnaúm
Detalle de la sinagoga de Cafarnaúm

Siglo 4 Foto: E. Pastore

press to zoom
Piedra sinagogal de Magdala
Piedra sinagogal de Magdala

Israel, siglo I

press to zoom
Mosáico al estilo romano
Mosáico al estilo romano

Saint-Romain-En-Gal, Francia, siglo 2 a. C.

press to zoom
Bodmer 21
Bodmer 21

Manuscrito bíblico Siglo 13 Foto: Fondation Bodmer, Ginebra, Suiza

press to zoom
Capilla Sixtina, suelo de mármol
Capilla Sixtina, suelo de mármol

Roma. siglo 15. Foto: E. Pastore

press to zoom

El número doce evoca primero la dimensión terrestre o cosmológica. Recuerda los doce meses del año o los doce signos del zodíaco, o el curso del sol en nuestro sistema solar en un año. Doce es, por tanto, ante todo el símbolo de la tierra, el cielo y todo lo que contienen. Ahora bien, es precisamente durante este tiempo que Dios está obrando. Es en este mundo donde el Verbo se hizo carne. Por tanto, la historia de la humanidad es una historia santa porque no se desarrolla sin la presencia e intervención de Dios.

 

El número doce expresa precisamente esta historia que Dios escribe en continuidad entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, entre la Primera y la Nueva Alianza, cuyo eje central es Jesucristo. El pueblo de Israel llamado por Dios está compuesto por doce tribus, en memoria de las cuales Jesús eligió y llamó a doce apóstoles sobre los que se apoya la Iglesia. Nosotros mismos somos los herederos de esta historia santa que continúa incansablemente hasta que nuestra peregrinación terrenal llegue a su fin.

En definitiva, esta flor de doce pétalos expresa y recuerda lo que habita en el corazón de todo peregrino creyente: la convicción de que Dios, a través de su único Hijo Jesucristo, nos precede y guía a cada uno de nosotros hacia la Jerusalén del Alto. ¡Que Egeria nos acompañe en nuestras caminos de vida! Esta es la única pretensión de este sitio internet.

¿Cómo apoyar a Via Egeria?

¡Gracias!

Emanuelle Pastore

El sitio está completamente hecho por mí misma, tanto por lo que se refiere al grafismo como a la elección de contenidos. A veces cito a algunos colegas que han hablado antes que yo (y mejor que yo) sobre ciertos puntos. Encontrarás sus referencias bibliográficas cuando sea el caso. Para las publicaciones periódicas del blog, así como para ciertos podcasts, tengo la alegría de contar con la ayuda de algunos amigos apasionados de la Biblia a quienes agradezco mucho. 

Emanuelle Pastore

Laica consagrada del Regnum Christi

Biblista, actualmente profesora de Biblia en el Collège des Bernardins y en el Institut Catholique de París

 
Icono dar un donativo.png