top of page

La estela de Tell Dan, la mención más antigua de la dinastía davídica

Esta inscripción se descubrió en tres fragmentos en el sitio de Tell Dan, en el norte de Israel, en 1993 y 1994. Data del siglo IX u VIII a.C. y hace referencia a "la casa de David". La estela de basalto se encontró entre las piedras de una muralla. La importancia de la estela radica en que es la única prueba arqueológica de la existencia del rey David y su dinastía.

Estela de Tell Dan en tres fragmentos.


He aquí la traducción de la estela:

Los [...] indican pasajes que no han podido ser descifrados o que son objeto de diferentes interpretaciones por parte de los arqueólogos.


[..........] y cortó [..........]

[....] mi padre subió [.....] y luchó en A[...]

Y mi padre se acostó y se fue a su [...] Y el rey de I[......]

rael entró antes en la tierra de mi padre. [Hadad me hizo rey.

Y Hadad fue delante de mí [...] Dejé los siete [......]

de mi reino y maté [...]ante-diez reyes[...] que armaron mill[.....]

alborotos y miles de jinetes. [carnero hijo de [...]

rey de Israel y [...] mató a [....]iah hijo de [....]

i de la Casa de David. Y puse [.......................]

su tierra en [............................]

otros [................]

tienen en Is[............................. ]

el asiento en [..........................]

Traducción según A. Biran, J. Naveh, "An Aramaic Stele Fragment from Tel Dan", Israel Exploration Journal, nº 43 (1993).


El texto hace referencia a la victoria militar de una deidad llamada "Haddad" (líneas 5 y 6), la principal deidad aramea del reino de Damasco, de un "rey de Israel" (línea 8) y de la "Casa de David" (línea 9). Por desgracia, el autor de la estela permanece anónimo en los fragmentos conservados, pero un análisis histórico lo identifica con el gran rey de Damasco, Hazael (842-805).

Mención de la "Casa de David" ביתדוד (BYTDWD) en paleohebreo.


Hazael aparece por primera vez en la Biblia en 1 Reyes 19,15, cuando el Señor envía al profeta Elías para ungir a Hazael como rey de Aram.


Más adelante, en el libro de los Reyes, se vuelve a mencionar a Hazael cuando se dispone a sitiar Jerusalén:

18 Entonces Hazael, rey de Aram, fue a la guerra contra Gat y la tomó, y luego se preparó para subir contra Jerusalén. 19 Entonces Joás, rey de Judá, tomó todo lo que los reyes de Judá, sus padres Josafat, Joram y Ocozías, habían consagrado, y todo lo que él mismo había consagrado, y todo el oro que se halló en los tesoros del Templo de Yahvé y del palacio real; y lo envió todo a Hazael, rey de Aram, y Hazael partió de Jerusalén (2 Reyes 12,18-19).

Sin embargo, el texto de la estela de Tell Dan no alude directamente a estos episodios bíblicos. Es posible que la estela se refiera en cambio al asesinato por Jehú de los reyes Yoram de Israel y Ocozías (o Ajazyahu) de Judá (2 Reyes 9). El contexto político era turbulento. Los asirios amenazaban con invadir. Para mayor información, haz clic aqui.


En cualquier caso, el descubrimiento de esta extraordinaria estela nos permite comprender mejor la importancia de la dinastía del rey más prestigioso de Israel: David. En la Biblia, David es presentado como el fundador de la realeza de Judea. Dios le fue fiel y le prometió una dinastía eterna:

8 Esto es lo que dirás a mi siervo David: Así dice el Señor de los ejércitos. Fui yo quien te sacó de los pastos detrás de las ovejas para que fueras el jefe de mi pueblo Israel. 9 He estado contigo dondequiera que has ido; he acabado con todos tus enemigos delante de ti. Te daré un nombre grande, como los nombres de los pueblos más grandes de la tierra. 10 Le daré a mi pueblo Israel un lugar donde vivir y lo plantaré allí; ya no será zarandeado, ni los malvados seguirán oprimiéndolo como desde el tiempo en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; te libraré de todos tus enemigos. El Señor dice que te hará una casa. 12 Y cuando terminen tus días y duermas con tus padres, conservaré el linaje de tu familia después de ti (y haré fuerte su reino). [16 Tu casa y tu reino permanecerán para siempre delante de mí; tu trono será firme para siempre. 17 Natán le dijo a David todas estas palabras y toda esta revelación. (2 S 7, 8-12.16-17)

Ciudad de Tell Dan. En el centro, murallas de piedra de la Edad de Hierro a la entrada de la ciudad. A la derecha, la plaza frente a la entrada de la ciudad. Dentro de estos muros se encontró la estela. Fotos: BiblePlaces


Emanuelle Pastore



Comentários


bottom of page