El obelisco de Salmanasar III

la sumisión del rey Jehú

en el siglo IX a. C. Jc

  • Este bajorrelieve adorna un obelisco negro (Museo Británico) encontrado en Nimroud (Irak), la antigua Kalkhu, capital del imperio neoasirio en los siglos IX-VIII. El monumento celebra el éxito del rey Salmanazar III, que recibe el homenaje de sus vasallos tras liderar varias campañas militares en Oriente Medio.

  • Los porteadores desfilan en procesión sobre las cuatro caras del obelisco para traer al conquistador su tributo: cosecha, armas, platos, animales domésticos o animales exóticos como monos o elefantes. Cada fila corresponde a un territorio identificado por una leyenda.

  • Traducción de estas inscripciones en idioma acadio y escritura cuneiforme: "Jehú, hijo de Omri: recibí de él plata, oro, una copa de oro, una vasija de oro con un fondo puntiagudo, copas de oro, cubos de oro, peltre, cetros de rey y lanzas ".

  • El texto bíblico (2 Reyes 9-10) no dice nada sobre esta sumisión de Jehú al poder asirio. Jehú reinó desde aproximadamente 841 hasta 814.

Obélisque de Salmanassar III
Stèle de Salmanassar III

El rey Jehú postrándose ante el gran rey asirio Salmanasar III.

Stèle de Salmanassar III