La estela de Mesha

un testimonio valioso de la relación

entre el reino de moab y el reino de Israel

en el siglo VIII a.C. Jc

La estela fue descubierta en Dhiban (antiguo Dibon), en Jordania, en la costa oriental del Mar Muerto. Se caracteriza por su forma arqueada y la ausencia de representación figurativa, una excepción entre las estelas del antiguo Cercano Oriente. El texto tiene 34 líneas que se leen de derecha a izquierda, en un alfabeto similar al antiguo fenicio y que ya anuncia la redacción de las inscripciones hebreas del siglo VIII.

El texto de 34 líneas en escritura cercana al antiguo fenicio, en líneas leídas de derecha a izquierda, tiene una peculiaridad: las palabras están separadas por puntos con barras de puntuación al final de las oraciones. El dialecto es un poco diferente del fenicio de Biblos y está muy cerca del paleohebreo.

 

El texto habla de la victoria del rey de Moab Mesa y su dios Kemosh contra Omri, rey de Israel, y su dios Yhwh.

 

La estela rápidamente llamó la atención de los epigrafistas debido a los nombres propios que están inscritos en ella. Además de la mención de Moab, encontramos el nombre de Israel seis veces y es la evidencia más antigua en la epigrafía semítica occidental. El tetragrama YHWH aparece al principio de la línea 18. Esta es la certificación más antigua hasta la fecha de la forma larga (YHWH - 4 consonantes - contra formas cortas como Ya - dos consonantes YH - o Yaho - 3 consonantes YHW-). También encontramos dos veces el nombre del rey Omri (el único rey de Israel mencionado explícitamente en la estela) y una vez el de la tribu de Gad. La presencia de todos estos nombres propios lo convierte en un documento excepcional para arrojar luz sobre un aspecto de la historia de Israel. El interés de este texto es encontrar estrechos paralelos en la historia deuteronomista (2 Reyes 3,1-27).

 

Stèle de Mesha
Stèle de Mesha

Las cuatro letras del tetragrama:

יהזה

iod, hey, vav, hey

עמרי מלך ישראל

"Omri rey de Israel"

el texto correspondiente en la biblia

(2 reyes 3,1-27)

"1.Joram, hijo de Ajab, comenzó a reinar sobre Israel en Samaría el año dieciocho de Josafat, rey de Judá, y reinó doce años. 2.Hizo el mal a los ojos de Yahveh, pero no como su padre y como su madre, porque retiró la estela de Baal que su padre había hecho. 3.Tan sólo que se adhirió a los pecados de Jeroboam, hijo de Nebat, que hizo pecar a Israel, y no se apartó de ellos. 4.Mesá, rey de Moab, era pastor de ovejas y pagaba al rey de Israel 100.000 corderos y 100.000 carneros con su lana; 5.pero a la muerte de Ajab, el rey de Moab se rebeló contra el rey de Israel. 6.Aquel día salió el rey Joram de Samaría y pasó revista a todo Israel. 7.Fue y envió a decir a Josafat, rey de Judá: «El rey de Moab se ha rebelado contra mí. ¿Quieres venir conmigo a la guerra contra Moab?» Respondió: «Subiré. Yo seré como tú; mi pueblo como tu pueblo, mis caballos como tus caballos.» 8.Y preguntó: «¿Por qué camino subiremos?» Respondió: «Por el camino del desierto de Edom.» 9.Fueron el rey de Israel, el rey de Judá y el rey de Edom; dieron un rodeo durante siete días y faltó el agua para el campamento y para las bestias de carga que les seguían. 10.El rey de Israel dijo: «¡Ay! Que Yahveh ha llamado a estos tres reyes para entregarlos en manos de Moab!» 11.Pero Josafat dijo: «¿No hay aquí algún profeta de Yahveh para que consultemos a Yahveh por su medio?» Respondió uno de los servidores del rey de Israel y dijo: «Esta aquí Eliseo, hijo de Safat, el que vertía el agua en manos de Elías.» 12.Dijo Josafat: «Con él está la palabra de Yahveh.» Y bajaron donde él el rey de Israel, Josafat, y el rey de Edom. 13.Dijo Eliseo al rey de Israel: «¿Qué tengo que ver yo contigo? ¡Vete a los profetas de tu padre y a los profetas de tu madre!» Respondió el rey de Israel: «Es que Yahveh ha llamado a estos tres reyes para entregarlos en manos de Moab.» 14.Dijo Eliseo: «Vive Yahveh Seboat a quien sirvo, que si no tuviera delante a Josafat, rey de Judá, no te atendería ni te miraría. 15.Traedme, pues, un tañedor. Y sucedió que, mientras tocaba el tañedor, vino sobre él la mano de Yahveh, 16.y dijo: «Así dice Yahveh: "Haced en este valle zanjas y más zanjas ", 17.porque así, dice Yahveh: "No veréis viento y no veréis lluvia, pero este valle se llenará de agua y beberéis vosotros y vuestros campamentos y vuestros ganados. " 18.Y aún es poco esto a los ojos de Yahveh, pues entregaré a Moab en vuestras manos 19.y heriréis a toda ciudad fuerte, talaréis todo árbol bueno, cegaréis todas las fuentes y devastaréis todos los campos fértiles cubriéndolos de piedra.» 20.A la mañana, a la hora de alzar la oblación, venían las aguas de la parte de Edom y la tierra se llenó de agua. 21.Habiendo oído todo Moab que subían los reyes para hacerles la guerra, convocaron a todos, desde los que empezaban a ceñir espada en adelante, y se apostaron en la frontera. 22.Al levantarse de mañana brillaba el sol sobre las aguas y los moabitas vieron enfrente las aguas rojas como la sangre, 23.y exclamaron: «Es sangre; sin duda los reyes se han matado entre sí y se han herido unos a otros. Conque ¡al botín, Moab!» 24.Cuando llegaron al campamento de Israel, se levantaron los israelitas y batieron a Moab, que huyó ante ellos; ellos avanzaron impetuosamente y derrotaron a Moab, 25.destruyeron las ciudades, arrojaron sobre los mejores campos cada uno su piedra y los llenaron, cegaron todos los manantiales, talaron todo árbol bueno; sólo le quedaron sus piedras a Quir Jeres, y los honderos la cercaron y la batieron. 26.Viendo el rey de Moab que llevaba la parte peor de la batalla, tomó consigo setecientos hombres que tiraban de espada para abrir brecha hacía el rey de Aram, pero no pudieron. 27.Tomó entonces a su primogénito, el que había de reinar en su lugar, y lo alzó en holocausto sobre la muralla, y hubo gran cólera contra los israelitas, que se alejaron de allí volviendo al país."

similitudes y diferencias

entre los dos textos

  • Los dos textos coinciden en las causas del conflicto entre Mesha de Moab e Israel: Moab estaba hasta entonces sujeto a Israel y se rebeló ante la muerte de Acab. Por lo demás, el paralelo es solo ilusorio. La Estela de Mesha, además de la actividad de administración y construcción del rey que el Antiguo Testamento ignora, relata varias campañas militares que debieron durar varios años, mientras que el Antiguo Testamento solo habla de una sola campaña dirigida por una coalición de Israel, Judá y Edom, contra Moab, durante la cual una ciudad fue destruida (Kir-Haréseth), y que terminó con el fracaso del asedio de la ciudad real de Mesa.

  • Los nombres de las ciudades y otros topónimos mencionados en la estela de Mesha dan una idea de la extensión de su reino. Están Madaba, Dibon, Nebo (ciudades y sitios al sur de Amman, Jordania). El camino de Arnon es el paso del wadi Mujib que conecta la meseta de Madaba y Dibon con la de Moab (región de Rabba y Kérak).

  • También vemos que el papel de la deidad tutelar es bastante similar en los dos textos (Kemosh en Moab, Yhwh para Israel). La victoria depende del compromiso de la divinidad con su pueblo.

Lieux stèle Mesha
  • Los reinados de Omri y Acab

 

Omri y su hijo Acab gobernaron Israel en el siglo IX a. C. Es probable que el comienzo del reinado de Kamoshyat (circa 885-855), rey de Moab mencionado al comienzo de la inscripción, coincida con el de Omri. La Biblia nos dice de este último que era el jefe del ejército (1 Reyes 16,16) antes de su acceso al trono, pero no habla de sus campañas militares. La estela de Mesa llena este vacío: Omri “oprimió” a Moab durante muchos días (línea 5) y “tomó posesión” de la tierra de Mâdabâ (líneas 7-8).

 

El nombre de Acab no aparece en la estela. Algunos estudiosos creen que esta omisión es intencional. El nombre de Acab se menciona cuando se habla del hijo de Omri, quien mantuvo la misma política de opresión en Moab (línea 9). El rey de Moab, sin duda, quería mantener en silencio el nombre de Acab debido al tributo que tenía que pagar al rey israelita (ver 2 Reyes 3, 4); ¡la estela quería honrar el nombre de Mesa, no el de un enemigo!

  • Los reinados de Ochozias y Joram

 

El breve reinado de Ochozias (853-852) no lo sugiere la estela, ni siquiera el de Joram (852-841). Pero quizás se mencionan en la línea 7 cuando se menciona la casa (dinastía) de Omri. Fue durante el reinado de estos reyes que Mesa dejó de pagar tributo a Israel (2 Reyes 3,5). Y es durante el reinado de Joram que la tradición bíblica coloca una campaña militar (2 Reyes 3,5-27) para restablecer el sometimiento de Moab.

 

El texto de la estela moabita pertenece al género de las “inscripciones conmemorativas” que recuerda las hazañas de un soberano. Solo se conservan eventos gloriosos, construcciones monumentales y grandes obras públicas. Por tanto, no es de extrañar que no se haya retenido un episodio dramático para Moab como la campaña militar israelita.

  • El reinado de Jehú

 

Como los reyes anteriores, Jehú (841-814) no se menciona en la estela. Pero las victorias militares del rey moabita descritas sucintamente en la estela se lograron durante el reinado de este rey israelita. En 841, Jehú tuvo que someterse al poder asirio y ya no pudo contrarrestar los ataques arameos (ver 2 Reyes 10,32-33). Estos son probablemente los eventos que se evocan cuando se lee en la estela: “E Israel fue arruinado para siempre” (línea 7). Mesha aprovechó la decadencia del reino de Israel para retomar los territorios y ciudades anexadas por su enemigo. Incluso llega a expandir su territorio tomando una ciudad israelita como Neboh y exterminando a toda la población (línea 11) para anexar el territorio de forma permanente.

Volver a la pagina principal

Siglos IX-V a.C.

Estela de Tel Dan

Siglo IX a.C.

Inscripción de Siloé

Siglo VIII a.C. 

Estela de Merneptah

Siglo XIII a.C. 

Monolito Kurkh

Siglo IX a.C.

Toma de Laquis

Siglo VIII a.C. 

Inscripciones de Khirbet El Qom

Siglo VIII a.C. 

Estela de Mesha

Siglo IX a.C.

Obelisco de Salmanasar III

Siglo VIII a.C. 

Piedra de Taanach

Siglo VIII a.C. 

¡Suscríbete para estar informado por email sobre las nuevas publicaciones!