Malta

tras las huellas de san pablo

Malta es la penúltima escala de Paul antes de llegar a Roma. Mientras lo llevan allí como prisionero, el barco se ve atrapado en una gran tormenta y naufraga. El episodio se narra en el libro de los Hechos de los Apóstoles, en los capítulos 27 y 28:

 

13 Comenzó entonces a soplar un ligero viento del sur, y pensaron que lograrían su objetivo. Levaron anclas y costearon la isla de Creta. 14 Pero poco después la isla fue barrida por un viento huracanado que llaman Euroaquilón. 15 El barco fue arrastrado y no se logró hacer frente al viento, de manera que nos quedamos a la deriva. 39 Cuando amaneció no reconocieron la tierra, pero divisaron una bahía con su playa, y acordaron hacer lo posible por encallar en ella el barco. 40 Soltaron las anclas y las dejaron caer al mar mientras aflojaron las cuerdas de los timones; izaron al viento la vela delantera y se dejaron arrastrar hacia la playa. 41 Pero chocaron contra un banco de arena y el barco quedó encallado: la proa se clavó y quedó inmóvil, mientras la popa se iba destrozando por los golpes violentos de las olas. 1 Una vez a salvo, supimos que la isla se llamaba Malta. 

1/2
¡Suscríbete para estar informado por email sobre las nuevas publicaciones!